Hoteles se reinventan y aguardan con ansias el feriado “Morazánico”